Antenas TDT para el exterior


La llegada de la TDT a la televisión hace unos años supuso toda una novedad para los televidentes. Pasamos de apenas unos pocos canales de televisión en abierto a varias decenas de ellos, y lo que en un principio supuso toda una posibilidad de pluralidad, al final se ha ido comprobando que es un ejercicio en el que los grandes grupos de comunicación concentran la práctica totalidad de los canales, siendo también la ganancia en calidad de los contenidos poco apreciable, pues muchos de estos canales únicamente emiten contenidos ya antiguos, refritos de televisión y producciones extranjeras baratas y de poca calidad.

La llegada de la TDT para una emisión de mayor calidad

Sin embargo, la TDT sí cumplió un objetivo básico, que era el de proporcionar unos contenidos de mayor calidad en el aspecto visual. Para ello muchos usuarios se plantean en algunas ocasiones comprar una antena TDT. Las antenas para tv diseñadas para TDT incorporan en su diseño la tecnología más moderna que proporciona la mejor recepción para poder ver la televisión sin problemas.

Instalar una antena TDT para casa resulta interesante sobre todo para aquellas zonas de segunda residencia, la playa o la montaña, donde la conectividad y la cobertura son menos potentes, y con una antena exterior TDT, todos estos problemas se solventan con facilidad.

Entre las características a destacar de las antenas TDT podemos señalar que son compactas y resistentes al agua, son muy económicas y pueden ser instaladas tanto en paredes como en un mástil, pues muchas de ellas incorporan equipos con tornillos y tacos.

Las antenas exteriores TDT tienen una base orientable que asegura la mejor recepción posible de la señal. Son resistentes a la intemperie y a los rayos del sol y poseen un amplificador incorporado que hace más potente la recepción y la señal.

Tipos de antenas TDT para el exterior

Existen diferentes tipos de antena TDT para el exterior atendiendo a su capacidad de adaptación. El hecho de comprar una antena TDT al mejor precio va a depender de las necesidades particulares de cada cliente.

Las antenas de baja ganancia o baja captación (menos de 13 dB) son adecuadas para aquellas zonas que estén próximas al repetidor de la señal, donde la señal que llega al emplazamiento de la antena es muy buena y no es necesaria una antena de muy grandes dimensiones y muy potentes.

Las de ganancia o captación media (14 a 16 dB) se suelen instalar en zonas más alejadas al repetidor pero con aún buena señal, donde no existen obstáculos geográficos ni interferencias con otros repetidores. Por último, las antenas de alta ganancia o captación (más de 17 dB) son las que han de instalarse en zonas con mala señal y mala cobertura, en las que interfieren varios repetidores o en la que, por la distancia al repetidor, la señal llega muy degradada.

A la hora de comprar una antena TDT hay que tener en cuenta estos condicionantes y en caso de que la antena instalada no capte imágenes y contenidos con suficiente calidad, optar por una antena TDT de mayor alcance.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carlos

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios