La batería, el tesoro más buscado en un smartphone


Cuando toca renovar nuestro smartphone, uno de los condicionantes más importantes a la hora de decantarnos por uno u otro es la duración de la batería. Nos gustan las baterías grandes, porque nos permiten disponer de mayor autonomía y hacer uso del teléfono durante más tiempo.

Los fabricantes son conscientes de ello y cada vez diseñan smartphones más potentes y que por tanto consumen mayores porcentajes de batería. Esto ha llevado a una situación curiosa, el estándar de autonomía de los smartphones más potentes se ha encerrado en torno a una jornada de uso de ni siquiera 24 horas.

Cargadores y baterías

Las baterías han crecido y por lo tanto los cargadores también han tenido que sumarse a esta carrera. Para poder cargar en un tiempo prudencial, los cargadores móviles han de tener como mínimo 1000 mAh y 5 V. Si el cargador es un poco más antiguo y baja hasta los 700 miliamperios, la carga se va a hacer eterna, y lo que es peor, la sensación de estar perdiendo el tiempo puede llegar a ser desesperante.

En el caso del iPhone 6, por ejemplo, que tiene una batería estándar de 1715 mAh vamos a necesitar un cargador iPhone 6 de entre 1 y 2 amperios. Para baterías cercanas o superiores a los 3000 mAh necesitaremos un cargador con al menos 2 amperios para que al final de la carga el teléfono no tenga telarañas y el usuario se haya sentido exasperado de esperar.

La carga rápida de los smartphones

El uso tan continuo de los dispositivos móviles ha provocado que aparezcan nuevas tecnologías de carga. La carga rápida permite conseguir que el teléfono en poco tiempo tenga suficiente batería para continuar usándolo sin problemas, y la diferencia entre aquellos terminales y cargadores que permiten carga rápida y los que no lo hacen puede ser de más de una hora de tiempo.

En estos casos, el cargador móvil influye de manera importante pero también lo hace la tecnología de carga implementada en el smartphone. La tecnología Quick Charge de Qualcomm, la VOOC Rapid Charger de Oppo, Pum Extess y Pump Express Plus son las principales

Con estos datos, el tiempo medio de carga para que un smartphone alcance el 100% de batería se sitúa en unas dos horas pero alrededor de estas cifras puede haber muchas variaciones: que el cargador no esté en buen estado, la temida obsolescencia programada de smartphone y cargador, que el teléfono se cargue conectado a la red eléctrica o enchufado a un equipo informático, etc.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carlos

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios