Cuatro trucos simples y rápidos para parecer varios años más joven sin necesidad de cirugías


El paso del tiempo nos afecta a todos en mayor o menor medida. Es por eso que muchas personas comienzan a preocuparse en cómo disimular o contrarrestar el envejecimiento natural, sobre todo en zonas tan delicadas y visibles como el rostro o las manos. A pesar de lo que se suele creer, la solución a esa inquietud no depende de tratamientos médicos complejos o intervenciones quirúrgicas, sino de nuestra voluntad y constancia. En la siguiente nota te comentaremos cómo hacerle trampa al reloj biológico sin gastar dinero de más.

A todos nos ha pasado o nos pasará que el espejo nos devuelve una imagen a la que no estábamos acostumbrados. Aunque queramos evitarlo, el paso del tiempo es inevitable y lo mejor es aprender a vivir con ello. Ahora bien, podemos combatir los signos de envejecimiento sin necesidad de morir en el intento. Con pequeños hábitos, como beber dos litros de agua por día, empezaremos a brindar una batalla silenciosa pero de excelentes resultados. A continuación, te daremos otro cuatro trucos simples y rápidos que te ayudarán a restarle un par de años a tu aspecto.

1 – Comer de manera saludable y consciente

Ya lo dice el viejo dicho: somos lo que comemos. Si empezamos a ser conscientes de que la alimentación no es únicamente una necesidad, sino un hábito que se puede reeducar, es probable que empecemos a comer más alimentos que nos hagan bien, lo cual sin lugar a dudas se traducirá en un aspecto más vital para nuestro cuerpo. No excederse en calorías, así como tampoco en grasas, sodio e hidratos de carbono, produce una gran mejora en nuestro organismo, algo que sin dudas se verá reflejado en nuestra apariencia.

2 – Proteger nuestra piel a diario

A pesar de lo que se suele creer, no debemos proteger a nuestro cutis solo cuando llega el verano, sino que debemos hacerlo de manera diaria. Protegernos del sol aunque estemos en la ciudad, hidratar nuestra piel o utilizar productos que presten atención a las necesidades específicas de nuestro cutis son pequeños actos que nos darán resultados eficaces y perdurables. En materia de dermatología, marcas como Nu Skin han creado cremas y lociones que apuntan a una mayor eficacia en medio de la diversidad de tipos de piel.

3 – Realizar ejercicio, por más mínimo que sea, todos los días

Para mantener un cuerpo saludable y un aspecto rejuvenecido, es importante no caer en el sedentarismo. Por más que no tengamos el tiempo suficiente para realizar rutinas deportivas o ir al gimnasio, todo ejercicio ayuda. Prueba bajándote una o dos paradas antes del colectivo o yendo a hacer las compras en vez de pedir comida por delivery. Esos pequeños hábitos, marcan la diferencia.

4 – Reírse más

Por último, este consejo es clave. Diferentes estudios demuestran que las personas que más se ríen son menos propensas a los signos de envejecimientos, ya que mantienen una mente más activa y un cuerpo con mayores reflejos y predisposición al movimiento. Reírte más, además, ayudará a combatir con algunas líneas de expresión en tu rostro. Después de todo, ¿a quién no le gusta reírse?

Compartir en Google Plus

Acerca de Carlos

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios