Comunicaciones sobre ruedas

Comunicaciones sobre ruedas 1


Los avances tecnológicos durante el siglo XX han permitido a las personas comunicarse desde sus ordenadores y teléfonos. De esta manera, podemos estar siempre en contacto con familiares, amigos y entornos de negocios. Sin embargo, cuando estamos en la calle o manejando nuestros coches suele acontecer que perdemos señal… y nos desconectamos de la web.

¿Debemos acaso resignarnos a no estar en red cuando usamos nuestros vehículos? ¿Acaso el diseño automovilístico no puede entrecruzarse con la informática? Estas preguntas no solo han motivado respuestas. También, han catalizado iniciativas orientadas a ensamblar carros que además de medios de transporte, sean plataformas de internet.

Sobre el Car-Wifi y otras novedades informáticas para autos

Un primer avance es la creación de un equipamiento conocido como Car Wifi, consistente en un dispositivo G4 destinado a brindar internet a quienes viajan en vehículo. Mediante este dispositivo, es posible concretar hasta diez conexiones a través de tablets, smartphones, portátiles, consolas, etc. De este modo, quienes se trasladan en un coche con este implemento incorporado logran disfrutar de internet, redes sociales y hasta de videojuegos online.

Otras novedades implican conectar el vehículo a nuestros teléfonos inalámbricos o relojes inteligentes. Para ello, Android ha diseñado aplicaciones que permiten controlar el auto remotamente desde un smartphone. Entre otras cosas; se puede abrir y cerrar las puertas, encender o apagar el motor, activar las luces, configurar el sonido del claxon, así como contratar servicios de asistencia en carretera. Además, si por alguna razón olvidamos el sitio donde nos estacionamos… existe un programa que nos muestra un mapa del sitio donde lo aparcamos.

Las novedades antes descritas no son las únicas. También, se ha creado la opción de conectar y comunicar varios coches entre sí. De esta manera, si un grupo de amigos viaja en dos o más vehículos se elimina el riesgo de extraviarse; pues si uno de los carros se aleja o toma una senda equivocada, el resto del convoy puede conocer su ubicación exacta.

Finalmente, es interesante corroborar que en el siglo XXI se empiecen a diseñar autos concebidos como computadores. En algunos casos, los vehículos poseen sistemas operativos que monitorean el desgaste de los cauchos, el consumo de aceite, el estado de los amortiguadores, etc. De hecho, se están diseñando algoritmos que detectan fallos tales como exceso de velocidad o posibles inconvenientes en la salud del conductor. Esto con la finalidad de activar una función de piloto automático en casos de emergencia.

Una industria automotriz en transición

Muchas de las innovaciones antes planteadas aún no son de difusión masiva.  Los fabricantes de autos están sacando al mercado modelos con desarrollos computacionales. No obstante, aún prevalece un parque automotor convencional.

Si usted posee un vehículo tradicional no se desanime, pues puede añadirle varios de los artilugios descritos en párrafos anteriores. También puede consultar páginas como MotorBit para conocer cuáles coches, de los que están a la venta, son adaptables a los entornos informáticos. Recuerde que aunque la industria automotriz aún esté en transición, ello no implica que no podamos ir disfrutando de las ventajas de la tecnología.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carlos

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios