De la calle a la red: negocios que deciden volverse online

Hoy día la sociedad avanza a un ritmo vertiginoso, lo cual obliga a los negocios a adoptar distintas dinámicas que puedan satisfacer todas las demandas casi inmediatamente. La presencia de estos en Internet se ha convertido en una imposición, si realmente quieren sobrevivir en el mercado.

De hecho, son ya muy numerosas las tiendas que estaban ya constituidas, y que han tomado la decisión de adentrarse en el mundo digital. Por otro lado, las que no se encontraban ya establecidas, se inclinan por el medio online.

¿Por qué apostamos cada vez más por Internet a la hora de emprender?

La razón para ello es que el escenario online es el medio ideal para hacer que los negocios prosperen. Entre otros motivos, porque los costes son más económicos, ya que no hay que buscar un local ni mobiliario. Tampoco hay que pagar un alquiler, ni ningún servicio, para que las tiendas online funcionen.

¿Sabes en qué consiste el dropshipping?

Pero esto no es todo. Hay que tener en cuenta también que existe un modelo de negocio llamado dropshipping, que permite vender los productos de una empresa proveedora o mayorista, sin tener que contar con un almacén propio. En este caso, los gastos se reducen mucho más, ya que no es necesario comprar los artículos antes de ponerlos a la venta.

Un informe reciente puso de manifiesto que son cada vez más los internautas que gastan su dinero comprando a través de Internet. En los primeros 20 días del pasado mes de noviembre, se registraron más de 1.000 millones de dólares diarios en ventas online. Un dato que constituye un récord.

Esto se debe al auge de las nuevas tecnologías y de las redes sociales, aspectos que han sido aprovechados por muchas tiendas para ofrecer a sus clientes un servicio online. De esta manera acercan el producto al cliente, y dan la posibilidad de comprar desde cualquier parte del mundo, tan solo realizando un clic.

Aumenta el número de negocios tradicionales que se deciden a vender por Internet

Existe una creencia errónea, que lleva a muchos a pensar que los negocios más clásicos no pueden formar parte del negocio online. Nada más lejos de la realidad. Personas que realicen manualidades o hagan labores de costura, por ejemplo, pueden adquirir los materiales que necesitan cómodamente, a través de Internet.

Por este motivo, muchos comercios de este tipo han decidido probar suerte ya dentro del ámbito digital, aplicando técnicas que les permita crecer y consolidarse exitosamente en un medio en el que la competitividad es simplemente, feroz.

¿Cuál es la mejor forma de garantizarse el éxito?

El secreto está en construir una marca de confianza, con productos o servicios de calidad. La cuestión no es solo dar una buena apariencia a nivel institucional, con un logo bonito o un slogan llamativo, sino crear una marca con valores que puedan identificar los clientes.

Resulta fundamental crear una historia para el producto o servicio ofrecido. Es a lo que los expertos llaman “vender más que el propio producto”, una labor en la que las redes sociales tienen un rol trascendental.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carlos

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios